¿Cómo elegir la extracción?

¿Cómo elegir la extracción?

Una buena extracción es fundamental para tener un invernadero lleno de plantas sanas, fuertes y evitar problemas. Para diseñar la extracción de tu zona de cultivo, debes entender los hábitos del aire y cómo se comporta en un invernadero. Resumiendo, y de forma básica, el aire caliente tiende a subir y el frío tiende a bajar. Las lámparas emiten calor que necesitamos evacuar por lo que tener la extracción cerca de los reflectores ayudará a eliminar mejor el aire caliente. Lo más adecuado es colocar la extracción y el filtro en la parte más alta que se pueda instalar y la “intracción” en la parte más baja.

Para elegir el extractor adecuado, debemos hacer unas operaciones matemáticas sencillas que determinarán el volumen de extracción que necesitaremos (números calculados en base a kits de 600 w por cada 1-1,2 m2).

1º PASO: MEDIR EL VOLUMEN DEL INVERNADERO

Para ello debes medir: ALTO x ANCHO x LARGO = Volumen

Asegúrate de que las tres medidas están en metros para que el resultado sea correcto. Por ejemplo, si tenemos una habitación de 2,5 metros de largo por 2 metros de ancho por 2,7 metros de alto, la operación sería como sigue: 2,5 x 2 x 2,7 = 13,5 m3 (metros cúbicos).

 

2º PASO: CALCULAR EL VOLÚMEN DE EXTRACCIÓN

Las plantas absorben Co2 (dióxido de carbono) y liberan O2 (oxígeno) en el proceso de fotosíntesis. Al igual que los humanos se ahogarían por exceso de CO2 dada la falta de oxígeno, las plantas dejan de crecer cuando hay exceso de O2 y falta de Co2. Consecuentemente, la razón para renovar el aire no es solo la de evacuar el calor sino también la de suministrar aire fresco a las plantas de manera continua. Como regla general, podemos decir que necesitas renovar el aire del espacio de cultivo al menos una vez por minuto como máximo. Eso significa que cada minuto rellenas tu invernadero con aire fresco.

Para ello debes multiplicar el Volumen del invernadero x 60 minutos (1 renovación por minuto)

Siguiendo el ejemplo anterior: 13,5 m3 x 60 min = 810 m3/h

 

3º PASO: CALCULAR EL EXTRACTOR EN BASE A ELEMENTOS LIMITANTES (RESTRICCIONES)

Hay algunos elementos utilizados en el cultivo que restringen la capacidad del extractor. Elementos como silenciadores, reflectores ventilados, metros de conducto y curvas en el conducto afectan dramáticamente al volumen de extracción, aunque en un invernadero de interior, el elemento más restrictivo de todos es el filtro de carbón activo. Como regla general debes contemplar que tu extractor necesitará un 25 % o ¼ de su capacidad para vencer la pérdida de carga generada por estos elementos restrictivos del caudal.

Siguiendo el ejemplo anterior: 810 m3/h x 1,33 = 1077 m3

Es decir, el Volumen de Extracción multiplicado por 1,33 nos da el total de metros cúbicos que el extractor debe mover.

ELEGIR LA INTRACCIÓN

Una vez elegido el extractor podemos ver el “intractor” que necesitaremos en el invernadero. La idea es crear presión negativa (o doble presión) en el espacio de cultivo. La presión negativa se consigue extrayendo más aire del que se permite entrar al invernadero y esto obliga al aire a salir a través del filtro, evitando que salga libremente por lugares no deseados. Para conseguir esta presión negativa necesitamos introducir aproximadamente un 20 % menos de aire que extraemos.

Es decir:

Volúmen extractor salida x Factores limitantes x Presión negativa = Volumen intractor

Siguiendo el ejemplo anterior: 1077 m3/h x 0,75 x 0,8 = 646 m3

Posted on 17-04-2017 by Horticultura Técnica de Chile S.A. Consejos de cultivo 0 1124

Leave a CommentLeave a Reply

You must be logged in to post a comment.
Prev
Next