¿Cuándo y cómo transplantar?

¿Cuándo y cómo transplantar?

Una vez que tus plantas han desarrollado un sistema estable de raíces, están preparadas para un período de crecimiento importante de follaje. Es el turno de preparar el sistema de cultivo más propicio para tus nenas. Para lograr esto, necesitarás aprender a trasplantar de forma segura tus cultivos.

No importa que sistema has utilizado para germinar las semillas, finalmente vas a necesitar mover las plantas de su contenedor original a un entorno más espacioso, que permita la expansión de su cuerpo y raíces. El proceso de mover tus plantas de un recipiente a otro es un paso importante en el crecimiento, si el trasplante se hace mal, la planta puede sufrir un shock (las hojas se volverán amarillas, se marchitarán y finalmente morirán). Si el trauma es demasiado severo, la planta entera sucumbirá. Si se hace correctamente, el trasplante puede permitir que alcance su madurez de forma más acelerada y segura , con el mínimo de soporte y cuidados.

Cuándo trasplantar.

Sabrás que tus plantas están preparadas para ser trasplantadas por el repentino incremento en el crecimiento de las hojas. Más y más “nuevas hojas” empezarán a aparecer, y el tallo será lo suficientemente firme como para que lo puedas agarrar cuidadosamente sin dañar la planta. Una vez que empiezas a notar estos cambios,  están oficialmente dejando la fase de “plantones” y están entrando en la fase de crecimiento “vegetativo”. Debes estar preparado para trasplantar a una maceta más grande o en el exterior, tan pronto como veas pequeñas raíces blancas saliendo por debajo de la malla o o lugar de siembra, de lo contrario, podrías retrasar  y estancar el crecimiento de la planta permanentemente.

Cómo trasplantar.

Ya estés moviendo una planta directamente en el suelo o si la estas poniendo en una maceta más grande. el primer paso será preparar la nueva tierra que recibirán tus plantas. Si estás trabajando con tierra, haz un agujero de varios centímetros más grande que la  nueva maceta (de la que proviene la planta), pero deja la tierra amontonada a un lado del hoyo para rellenar el agujero una vez hecho el trasplante. Es importante trasladar los plantones con el suelo en el cual crecieron; esto ayuda a eliminar el shock que pudiera ocurrir por un cambio repentino en el hábitat (las plantas crecidas en armarios parecen ser especialmente propensas a estos shocks) y facilita la transición de la planta de una tierra para macetas a la tierra natural.

Asegúrate de que el suelo de la maceta que esta siendo trasplantada está húmedo; no demasiado mojado como para que se convierta en barro ni tan seco que se desmorone sino que esté lo suficientemente húmedo para estar firme y compacto en la forma de su recipiente. Coloca la palma de tu mano sobre este (de forma que el tallo quede entre tus dedos). Sitúa la otra mano en la parte inferior del recipiente y con un movimiento suave gira la maceta y sácala con cuidado, vaciando el contenido en tu mano alrededor del tallo. Deja el recipiente vacío y coloca tu mano libre en la parte inferior de la base de la planta (deberían ser visibles unas pequeñas raíces blancas) y suavemente deposita las raíces en el agujero que has cavado para ellas. Tapa con una capa de sustrato, del que dejaste a un lado del agujero, agregas agua para  humedecer y comprimir el sustrato y así juntar el antiguo hogar con el nuevo de tus plantas.

Nota : 

Puede estimular el crecimiento de raices desde las dos semanas desde la germinación, con enraizantes fabricados o naturales.

Seguir los pasos descritos en esta guía práctica, favorece que el proceso esté  libre de estrés (tanto para tus plantas, como para ti)

* Trasplante: pasar de una maceta más pequeña a una más grande

* Re-trasplante" (poda de raíces): trasplante de la planta en una maceta del mismo tamaño para renovar el sustrato.

Posted on 10-08-2017 by http://bit.ly/2fvgMbR Consejos de cultivo 0 592

Leave a CommentLeave a Reply

You must be logged in to post a comment.
Prev
Next