¿Cómo regar mi planta?

¿Cómo regar mi planta?

Regar las plantas de cannabis es una de las operaciones más habituales, tanto en cultivo interior como en cultivo exterior, así que vale la pena repasar cuatro conceptos básicos para hacerlo bien y conseguirlos mejores resultados.

Para maximizar el crecimiento de nuestras plantas de marihuana tenemos que conseguir que el sustrato se encuentre a capacidad de campo el mayor tiempo posible. Esto quiere decir que la tierra ha retenido el máximo de agua posible, pero sin llegar a encharcarse y que falte aire en las raíces.

En la naturaleza esto ocurre después de una lluvia normal y la tierra haya drenado el agua que le sobra. ¿Cómo se si mi tierra sustrato está a capacidad de campo? Pues observando las plantas, que muestran la cantidad de agua que tienen.

Síntomas de exceso de riego

Planta con exceso de riego con las puntas de las hojas secas, aspecto rugoso y forma de garra.

El exceso de agua desplaza el aire en las raíces, y provoca una serie de respuestas fisiológicas. Las hojas se curvan hacia abajo. La planta ofrece un aspecto delicado, pero las hojas siguen duras porque están llenas de agua.

Síntomas de faltas de riego

Este error no suele ser tan frecuente en cultivadores novatos, y es muy fácil de ver. Las plantas están cómo “desmayadas”, con las hojas muy blandas porque están casi secas. Con poco riego las hojas no se doblan tanto como por exceso de agua.

¿Cuándo debo regar mi planta de cannabis?

Una de las preguntas más habituales que nos hacen los clientes es ¿Cada cuánto riego mis plantas? Bueno, pues de entrada eso depende de unas cuantas cosas:

Hay una serie de variables que nos hacen regar más a menudo o menos:

  • Plantas grandes necesitan más agua que plantas pequeñas.
  • Una humedad relativa baja hace que las plantas necesiten más agua.
  • Más calor implica más necesidad de agua.
  • Una planta en floración necesita más agua que una planta en crecimiento.
  • Una planta en maceta grande tarda más en secarse que una en maceta pequeña.
  • El riego por inundación es menos frecuente que el riego normal (por gravedad).

Por norma general, en un interior se riega cada dos o tres días, si regamos de forma manual. Otra historia son los sistemas de riego automáticos con bomba de riego y goteros, que suelen dar varios riegos al día, pero con poco volumen de agua.

 Para saber si tenemos que regar la planta, lo mejor es sopesar una maceta y fijarnos en la capa superior de tierra. Tenemos que acostumbrarnos al peso del sustrato en capacidad de campo, para saberlo: 

  • Regamos poco a poco hasta que empiece a drenar agua por el fondo.
  • Dejamos escurrir el sobrante de agua durante unos treinta minutos, sin ningún plato o bandeja debajo.
  • Sopesamos la maceta, y nos quedamos con la idea. A partir de ahora queremos que la planta tenga más o menos esta cantidad de agua siempre.

Ahora tendremos que fijarnos en cuanto tiempo tardan las plantas en perder agua y secarse un poco, pero que no lleguen a pesar muy poco

¿Con cuántos litros riego mis plantas de cannabis?

Como idea aproximada podemos regar un metro cuadrado en interior con unos 10 o 15 litros. Variará en función de lo que hemos comentado antes: tamaño de las plantas, estadio, humedad relativa, temperatura…

Nosotros recomendamos regar con entre un 10 y 20% del volumen de agua respecto al de sustrato:

– En macetas de 5L en interior, una planta se puede regar con medio litro o un litro de agua como máximo.

– En macetas de 50L en exterior, podemos regar cada planta de marihuana con cinco o diez litros.

Pero lo mejor es hacer lo que hemos explicado antes, regar bien las plantas y acordarse del peso que tienen las macetas. A partir de ahí regaremos para que queden siempre así, con el mismo peso.

¿Qué pH es el mejor para mi planta?

El potencial de hidrógeno o pH tiene que ver con la acidez o alcalinidad de una mezcla de agua y sales minerales. Normalmente, el pH del agua de la red suele ser demasiado alta para nuestras plantas, que necesitan un valor entre 5,8 y 6,3. Estos valores hacen que todos los nutrientes se encuentren en forma soluble y sean más fácilmente asimilados.

Podemos conocer fácilmente el pH del agua con un medidor de Ph Water Master.

Cómo la mayoría de aguas son duras y tienen un pH alto, necesitamos un ácido para bajar hasta el valor deseado, alrededor de 6.

¿Qué es la Electroconductividad?

Este parámetro es una estimación de la cantidad de sales que contiene el agua. La electro conductividad o EC suele medirse en milisiemens por centímetro o mS/cm. Es una medida relacionada con la cantidad de partículas disueltas en el agua, que algunos aparatos miden como partes por millón o ppm.

El agua ideal para regar las plantas debe tener una EC de partida lo más baja posible, y se le añaden fertilizantes hasta llegar a valores 2 o 3 mS/cm, según la variedad y el estadio en que se encuentra la planta de marihuana.

Puedes medir el EC del agua con un medidor de EC Water Master.

Los cultivadores profesionales no suelen utilizar agua de la red directamente, sino que optan por instalar equipos de osmosis inversa para suministrar total o parcialmente de agua al cultivo. Estos equipos eliminan el exceso de sales del agua y la dejan prácticamente pura, para después añadir el fertilizante deseado.

Filtro Osmosis de 2 Etapas:

Filtro Osmosis 2 Etapas

Filtro Osmosis de 3 Etapas:

Resumen

Para regar correctamente, es necesario aportar la cantidad adecuada de agua, con el pH ajustado y con una EC acorde con la fase de desarrollo en que se encuentra la planta

Posted on 23-05-2017 by http://tinyurl.com/k8s6umd Consejos de cultivo, Cannabis 0 2350

Leave a CommentLeave a Reply

You must be logged in to post a comment.
Prev
Next